Cómo surge PL al Cuadrado Interiorismo

 

PL al Cuadrado Interiorismo surge cuando, tras casi veinte años de carrera profesional en el ámbito de los RRHH, me doy cuenta de que lo que hago ya no me llena. En ese momento de mi vida y después de muchos avatares, me permito parar a pensar en qué es lo que me gustaría hacer realmente y sé que quiero dedicarme al mundo de la decoración y el interiorismo. Siempre me ha encantado la decoración y he comprado todas las revistas que había en el quiosco buscando ideas para renovar mi casa. Si pudiera, cambiaría la decoración en cada estación del año. Pero no se puede empezar en una profesión desde cero sin ninguna formación previa, por lo que decidí buscar un centro formativo que me diera las herramientas necesarias para poder empezar esta nueva carrera profesional. Así llegué a la Escuela Madrileña de Decoración, donde ofrecen un master intensivo  en Decoración e Interiorismo en el que te forman en todos los aspectos que debe dominar un interiorista. Fueron unos meses muy duros e intensos en los que me dediqué en exclusiva a estudiar y formarme en materias que jamás había tocado, como el dibujo de perspectivas a mano alzada, el diseño en 3D de espacios, materiales de construcción, licencias de obra, diseño de planos,…

A la finalización del master había aprendido muchísimo pero no sabía cómo empezar a desarrollar mi nueva profesión. Tras pensar en todas las posibilidades, decidí invertir mis ahorros en la compra de un apartamento para reformarlo y ponerlo de nuevo en el mercado. El resultado fue muy bueno ya que no sólo vendí el apartamento en 15 días sino que los compradores, unos inversores que querían alquilarlo, me pidieron que lo amueblara y también contaron conmigo para la decoración de otros dos pisos que habían comprado  y que también querían alquilar. 

Estas son algunas de las fotos de mi primer proyecto. Si queréis ver el proyecto completo, lo encontraréis en la página de «proyectos» con el nombre de «Zigia».

 

 

 

 

Dado el éxito de mi primera incursión en el mundo de las reformas y la decoración, decidí fundar PL al Cuadrado Interiorismo.

Hasta aquí parecería que todo ha resultado muy fácil pero nada más lejos de la realidad. Empezar desde cero supone cometer muchos errores, tener que lidiar con muchos gremios, coordinar muchas cosas a la vez y no tener a nadie a quien recurrir en caso de dudas o problemas. Pero también es gratificante ir superando los retos que se van presentando e ir ganado poco a poco confianza y seguridad. No hay nada más gratificante que ver cómo cambia un espacio y cómo las ideas que tienes en la cabeza se hacen realidad. Y por supuesto, el reconocimiento de los clientes es una de las mejores partes de esta profesión.

A pesar de todos los obstáculos que he tenido que ir superando en los últimos tres años, estoy encantada de poder dedicarme a algo que realmente me apasiona y por eso espero que os gusten mis proyectos.

 

Houzz